Londres. El petróleo descendía debajo de los US$82 por barril este jueves, después de alcanzar la sesión anterior el récord en ocho semanas.

Una escalada de la inflación en China hizo que regresaran las preocupaciones de los inversores sobre qué impacto tendría un mayor ajuste monetario del país asiático en el crecimiento de la demanda de energía.

Las expectativas de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) producirá bastante arriba de las metas para su oferta el próximo trimestre también afectaban a la confianza del mercado.

Pero una reducción de las existencias de gasolina en Estados Unidos y las primeras señales de recuperación de la demanda en 18 meses daban apoyo a los valores del recurso natural.

El crudo ligero estadounidense para abril perdía 11 centavos a US$81,98 el barril a las 0948 GMT, después de tocar US$83,03 este miércoles, máximo desde que el petróleo marcó US$83,95 dólares el 11 de enero, récord en 15 meses.

El crudo Brent para abril descendía 15 centavos a US$80,33 por barril.

"Si bien nosotros pensamos que los precios del crudo probarán su máximo de 2010, difícilmente lo excedan en forma sustancial", dijo un analista de MF Global, Edward Meir.

"En cambio, un posible 'techo doble' en US$83,95 debería ofrecer una señal técnica para vender, que podría regresar el precio debajo de la marca de US$80 ", añadió.

La inflación al consumidor en China se ha disparado al récord en 16 meses, y una serie de datos económicos mostró una fortaleza generalizada de la actividad, ofreciendo nuevos argumentos para un ajuste de las políticas a fin de impedir un recalentamiento de la economía.

La pujanza del crecimiento chino ha provocado un fuerte incremento de las importaciones de crudo en ese país, ya que en febrero tuvieron su segundo mes más fuerte.

El miércoles, la OPEP dijo que la demanda diaria de petróleo de China ha subido en casi 2 millones de barriles en sólo cinco años, para ubicarse alrededor de 8,6 millones de barriles por día.

La OPEP, que bombea al menos uno de cada tres barriles de crudo del mundo, se reúne en Viena el 17 de marzo para discutir su política de producción. Sus responsables han dicho esta semana que no prevén un cambio en las metas de producción mientras los precios sigan dentro de su rango deseado.