Nueva York. Los contratos a futuro sobre el crudo cerraron el miércoles en su nivel más bajo del año luego que un informe del gobierno de Estados Unidos mostrara un aumento inesperado en los inventarios de petróleo y derivados en ese país.

El contrato sobre el petróleo a febrero en la New York Mercantile Exchange descendió US$1,14, o el 1,4%, a US$79,65 por barril. El contrato del crudo Brent finalizó en la bolsa ICE Futures con una caída de 99 centavos, o el 1,3%, a US$78,31 por barril.

Las cifras publicadas durante el día por la Administración de Información de Energía, o EIA, propinaron un golpe fuerte a los inversionistas que habían apostado a unos precios del petróleo superiores a US$80 debido a la convicción de que la recuperación económica generará pronto un aumento en la demanda.

Los inventarios de gasolina se expandieron en 3,79 millones de barriles a 223,5 millones de barriles, informó la EIA, Los analistas habían proyectado un incremento de un millón de barriles.

En tanto, los inventarios de derivados del petróleo, que incluyen el combustible de calefacción y el diésel, registraron un incremento de 1,25 millones de barriles a 160,4 millones de barriles. Los analistas proyectaban una contracción de 1,8 millones de barriles.

Las cifras se sumaron a la sensación de que el mercado podría haberse adelantado demasiado cuando los precios del petróleo alcanzaron un máximo de 15 meses hace una semana.

"Vamos a continuar viendo una batalla entre las expectativas económicas que impulsaron los precios a los máximos de la semana pasada, frente a un panorama fundamental débil, como lo sugiere el informe sobre los inventarios", dijo Gene McGillian, analista de Tradition Energy con sede en Stamford, Connecticut.

El contrato de referencia sobre la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, a febrero, cerró con una caída de 3,76 centavos, o un 1,8%, a US$2,0602 por galón. El contrato sobre el petróleo para calefacción a febrero cerró con una caída de 3,72 centavos, o un 1,8%, a US$2,0946 por galón.