Nueva York. Los contratos a futuro sobre el crudo registraron el lunes su cierre más bajo en casi dos semanas a media que los agentes se mostraban cautelosos hacia el panorama económico en anticipo a una reunión sobre las tasas de interés de la Reserva Federal.

Las preocupaciones sobre posibles cambios en la política monetaria de China y los problemas actuales relacionados con la deuda soberana en la zona del euro también contribuían al nerviosismo, lo que hizo que el dólar suba a medida que los inversionistas buscan apuestas más seguras y abandonan los activos más riesgosos, como el petróleo.

El contrato del crudo para entrega en abril cayó US$1,44, o un 1,8%, a US$79,80 el barril en la New York Mercantile Exchange. El cierre fue el primero por debajo de US$80 por barril desde el marzo. El crudo Brent en la bolsa de futuros ICE descendió US$1,50, o el 1,9%, a US$77,89 el barril.

La Fed iniciará el martes su reunión para discutir sobre las tasas de interés. Los agentes estarán atentos a señales de que Estados Unidos intente relajar su programa de estímulo y aumentar las tasas de interés, lo que podría fortalecer al dólar y debilitar al crudo.

"El nerviosismo en los mercados de bienes básicos y acciones antes de la reunión de la Fed" estuvo detrás de la caída del petróleo", dijo Carl Larry, director general de Oil Outlooks and Opinions en Houston.

El dólar registró un fuerte ascenso frente al euro luego que la agencia calificadora Moody's Investors Service emitiera una advertencia sobre la calificación "AAA" de algunos países, incluyendo a Estados Unidos, y esperaban detalles en torno a la legislación para el sector financiero que prepara el Congreso estadounidense.

Además, los mercados se vieron afectados por los comentarios del primer ministro chino, Wen Jiabao, quien advirtió sobre la posibilidad de una recesión de doble caída dados los riesgos en el sistema financiero y el persistente nivel de alto desempleo en varios países.

El contrato a abril de la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, descendió 3,22 centavos, o un 1,4%, a US$2,2228 el galón. En tanto, el petróleo para calefacción a abril retrocedió 3,64 centavos, o un 1,7%, a US$2,0576 el galón.