Londres. Los precios del petróleo retrocedían el martes desde los máximos en ocho semanas por las expectativas de un aumento de los inventarios de crudo de Estados Unidos y también por el ligero fortalecimiento del dólar.

Los inventarios de petróleo de Estados Unidos probablemente subieron por sexta semana consecutiva a medida que crecieron las importaciones y la utilización en las refinerías siguió plana, mostró un sondeo de Reuters.

Los futuros del crudo llegaron a bajar 1 dólar por barril a ambos lados del Atlántico. Los futuros referenciales de Estados Unidos para abril llegaron a descender a un mínimo de US$80,86, una pérdida de 1,01 dólares, y luego se negociaban a alrededor de US$80,90.

Los futuros del petróleo Brent retrocedieron a US$79,33, una caída de 1,14 dólares, pero luego se ubicaban a US$79,45.

"Las proyecciones de una nueva acumulación de inventarios de crudo estadounidense muestran la desconexión entre los fundamentos de la oferta de petróleo y la demanda, que son bastante pesimistas para los precios, y las esperanzas de recuperación económica, que son positivas", dijo un analista de Commerzbank, Carsten Fritsch.

"Pero el mercado no parece tener ganas de ver noticias negativas por mucho tiempo y tiende a reaccionar con más fuerza al alza. Vemos (en los precios) dos pasos para arriba, uno para abajo, en estos momentos", agregó.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) mantendrá las metas de producción sin cambios cuando se reúna en Viena el 17 de marzo, pero podría incrementar la producción más adelante este año a medida que el mundo se recupera de la recesión, elevando la demanda de combustible, mostró un sondeo de Reuters.

Los ministros de la OPEP dicen que están satisfechos con los precios del crudo como están actualmente y difícilmente hagan algo que altere el rango de cotizaciones presente, ubicado entre US$70 y US$85 por barril.

En tanto, se prevé que la Administración de Información de Energía de Estados Unidos mantenga sin cambios su proyección del crecimiento de la demanda global de petróleo para este año a un ritmo de 1,2 millones de barriles en su último reporte.

Algunos analistas creen que la agencia podría ser demasiado optimista dados los precios del crudo persistentemente altos en una economía rodeada de incertidumbre.

La proyección mensual de corto plazo de la oferta y la demanda de la administración se divulga el martes a las 15.00 GMT.

A las 21.30 GMT se conocerán los datos de inventarios del Instituto Americano del Petróleo, seguidos de unas estadísticas similares de la propia Administración de Información de Energía el miércoles a las 15.30 GMT.