Nueva York. Los volátiles precios de los contratos a futuro sobre el petróleo cayeron a un mínimo de tres meses el jueves en medio de la preocupación persistente respecto de los cada vez mayores inventarios de crudo en Estados Unidos.

Las elevadas existencias de petróleo en el centro de distribución en Cushing, Oklahoma, punto de despacho para el contrato referencial estadounidense de la Nymex, impulsaron el precio del crudo a su tercera caída consecutiva y a su séptima sesión con pérdidas en ocho días.

El contrato de crudo para entrega en junio bajó US$1,25, o el 1,7%, a US$74,40 el barril, su precio más bajo desde el 12 de febrero. El crudo a junio llegó a caer a US$73,62 el barril. El contrato ha descendido un 15,5%, o más de US$13,50 el barril, desde su máximo de una sesión del 3 de mayo, de US$87,15, que marcó el precio más alto desde octubre de 2008.

Las existencias de petróleo en todo Estados Unidos se encuentran en su mayor nivel desde el 25 de diciembre y superan los niveles de cinco años, mientras que las existencias en Cushing superan en un 28,5% los niveles de hace un año tras aumentar por ocho semanas consecutivas.