Nueva York. La petrolera estadounidense Conoco Phillips anunció este jueves que obtuvo un beneficio neto de US$4.189 millones en el primer semestre del año, 20,5% menos que en el mismo período del año anterior.

Este descenso se debe en buena medida al proceso de reestructuración de la empresa, que continúa su programa de desprenderse de ciertos activos para concentrarse en los más rentables y que el año pasado separó en una empresa diferenciada su negocio de refino, llamada Phillips 66.

El beneficio neto por acción de la tercera mayor petrolera de Estados Unidos fue de US$3,38, frente a los 4,08 del primer semestre del ejercicio anterior, según explicó la compañía en un comunicado.

En el segundo trimestre, el período al que más importancia dan los analistas estadounidenses, la empresa con sede en Houston (Texas) redujo su beneficio neto 9,5%, hasta los US$2.050 millones.

El beneficio por acción fue de US$1,65, inferior a los US$1,80 del segundo trimestre de 2012, pero superior a los 1,29 que habían previsto los analistas.

Dentro del proceso de desprenderse de algunos activos, Conoco Phillips señaló que espera cerrar para finales de año la venta de sus operaciones en Argelia y Nigeria, así como su participación en el campo de Kashagan (Kazajistán), por todo lo cual espera obtener unos US$9.000 millones.

El presidente y consejero delegado, Ryan Lance, señaló en el comunicado que el proceso de cambio de estrategia de la compañía se desarrolla "como estaba previsto" y que a pesar de todo se ha incrementado la expectativa de producción de gas y petróleo para este año.

Los resultados fueron bien acogidos por los inversores y las acciones de Conoco Phillips subían 1,30% en la bolsa de Wall Street a media mañana de este jueves.