La automovilística privada china Chery Auto abrirá su nueva planta en Brasil este año, anunciaron este domingo fuentes corporativas.

La planta empezó a construirse en 2011 en la ciudad de Jacarei, ubicada en el estado de Sao Paulo, con una inversión de 2.450 millones de yuanes (US$400 millones de dólares).

Brasil se ha convertido en uno de los mercados extranjeros más importantes de Chery desde que entró en el país sudamericano en 2009.

La compañía china ha introducido varios modelos en el mercado brasileño, entre ellos el QQ, el Cielo y el Tiggo. En 2010, el Tiggo ganó el título de "SUV del Año" en Brasil.

En julio de 2013, la policía de Sao Paulo empezó a utilizar el modelo Celer. Ésta es la primera vez que los coches de Chery son utilizados para un servicio público en Brasil.

Chery cuenta con 80 tiendas en el país sudamericano y la puesta en marcha de la nueva planta ayudará a reducir los impuestos, lo que hará sus productos más competitivos, señalaron fuentes de la compañía.