La Secretaría de Cooperación Internacional de la Procuraduría General de Brasil ha comunicado de forma oficial a las autoridades peruanas su visto bueno de cara a reactivar la
cooperación jurídica entre ambos países en el caso Odebrecht.

"Como consecuencia, se reanudarán las declaraciones programadas, en etapa de juicio oral, en el proceso que se le sigue al expresidente Ollanta Humala, por los aportes a la campaña (de) 2011", ha informado la Fiscalía peruana en su perfil de Twitter.

El caso Odebrecht es la principal causa derivada de la mediática operación Lava Jato, que estalló en Brasil, y que posteriormente implicó a la constructora en una red internacional, con la que había instaurado la corrupción a nivel institucional en más de una decena de países de América Latina, con implicados como el presidente brasileño electo, Luiz Inácio Lula da Silva, o el paraguayo Horacio Cartes.

Después de Brasil, Perú es el país donde más fuerza ha cobrado el escándalo. Tanto es así que los últimos presidentes del país --Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski-- están siendo investigados por sus supuestos vínculos con la trama, sin olvidar a Alan García, quien se suicidó en 2019 cuando iba a ser detenido por la Policía.

CASO NUEVO EN ECUADOR

De hecho el nombre Odebrecht sigue dando que hablar en Latinoamérica: hace un día apenas, la Comisión Nacional Anticorrupción del Ecuador dijo que existen “serias sospechas” en la contratación por más de US$ 2 mil millones de la constructora brasileña en sociedad con la española Acciona de las obras del servicio que está a punto de inaugurarse después de 10 años de obras.

De acuerdo con el medio Infobae, la Comisión indicó que “Odebrecht ha rehuido sus obligaciones dejando a Acciona como si fuera el único responsable de la construcción del Metro” y aseguró que “hay serios indicios de sobreprecio” a favor del consorcio brasileño-español.

La construcción del Metro de Quito inició en el 2013 se suone que inicia labores ahora en marzo de 2023. Pero de acuerdo con el medio "La principal razón de la tardanza en la inauguración de la obra está relacionada con las licitaciones para entregar la operación del metro a una empresa. Sin embargo, las autoridades resolvieron que la firma colombiana Metro de Medellín y la francesa Transdev operarán el sistema subterráneo".