Este viernes se postergó en Munich, Alemania, el juicio por un escándalo de corrupción contra el ex directivo de Siemens, Uriel Sharef, acusado de participar en el pago de sobornos a funcionarios argentinos por un contrato de fabricación de documentos de identidad.

De acuerdo a Clarín de Argentina, el juicio se reanudará el 17 de septiembre, tras la solicitud de sobreseimiento presentada por la defensa de Sharef.

El ex alto ejecutivo del gigante tecnológico, un israelí nacionalizado alemán que trabajó casi 40 años para Siemens, tendrá que responder ante la Justicia alemana por triple fraude en relación con un contrato para la digitalización de documentos de identidad argentinos durante los gobiernos de los presidentes Carlos Menem (1989-1999) y Fernando de la Rúa (1999-2001), de acuerdo al sitio de la DW.

Según informes de la prensa alemana, el ex ejecutivo habría pagado cuantiosas comisiones a altos funcionarios del gobierno de Carlos Menem para asegurar un negocio en Argentina por US$1.000 millones. Sin embargo, el negocio se habría frustrado con la llegada a la presidencia argentina de Carlos de la Rúa, lo que sin embargo, no hizo desistir a Siemens de seguir cancelando coimas para intentar sacar adelante el proyecto.

Sharef  hasta ahora ha sostenido que no cometió nada ilegal mientras el ex presidente Menem ha negado cualquier vinculación al caso.

El caso se considera como el mayor escándalo de corrupción empresarial que ha afectado a una empresa alemana.