Singapur. El petróleo estadounidense tocó el viernes un mínimo de tres meses a menos de US$73 por barril, arrastrado por el crecimiento de los inventarios en Estados Unidos y por los temores a que la crisis europea podría frenar el crecimiento global y la demanda de energía.

A las 1005 GMT el petróleo estadounidense retrocedía 1,44 dólares, a US$72,96 el barril, extendiendo los descensos del jueves. El crudo Brent de Londres perdía 2,19 dólares por barril y se negociaba a US$77,92.

"La crisis de deuda en Europa nos ha hecho cuestionar el pronóstico de crecimiento de la economía global y, por tanto, de la demanda de combustible", dijo Toby Hassall, un analista de CWA Global Markets en Sidney.

"Tenemos un nivel récord de reservas en Cushing y eso pesa sobre los contratos más cercanos de crudo, pero el sentimiento macroeconómico también juega un rol. Hemos visto un incremento en la aversión al riesgo a través de las acciones y en algunos mercados de materias primas", agregó Hassall.

El petróleo estadounidense ha retrocedido todos los días de esta semana, excepto este lunes, anotando su segundo declive semanal consecutivo.

El petróleo reportó fuertes ganancias este lunes luego del anuncio de un paquete de rescate para la eurozona de casi un billón de dólares, provisto por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Pero los declives en las bolsas de Asia han contribuido a bajar los precios del petróleo este viernes.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó 1,5%, arrastrado por un derrumbe de 6,7% del gigante electrónico Sony Corp luego de que éste pronosticó ganancias que no son tan sólidas como algunos esperaban.