Sala de Inversión.  Esta jornada, los contratos a futuro de petróleo operaron al alza, principalmente, apoyados por los datos de China. De esta forma, se recuperan de su peor racha de caídas desde diciembre, después de acumular cinco días de bajas consecutivas

De acuerdo al reporte de Infosel, el West Texas Intermediate (WTI) operaba en US$104,41 avanzando US$1,01.

La producción industrial de China del mes de julio aumentó 9,7% en términos anuales, contra el 9% que esperaba el mercado, mientras que las ventas minoristas subieron 13,2% menor que el 13,5% que preveían los analistas.

Dentro de su reporte, la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) recortó su estimación de demanda mundial de crudo para el 2014, debido a la desaceleración económica en China y la incertidumbre sobre la recuperación en Estados Unidos y China.

Ahora, la agencia que tiene su sede en París estima que el consumo mundial aumentará 1,1 millón de barriles diarios a 92 millones en el 2014, esto es 100.000 barriles menos que la previsión del mes anterior. Además, redujo en 70.000 barriles las proyecciones de demanda para este año a 90,8 millones barriles, lo que representa un aumento de 895.000 respecto al año anterior.

Asimismo, la IEA destacó que los cortes de suministros en Libia e Iraq podría reducir la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en los próximos meses.

“Mientras que la oferta mundial es todavía suficiente para satisfacer la demanda, el mercado el mercado podría adaptarse lentamente a la interrupción” indicó la agencia.

Por otra parte, la OPEP mantuvo sus estimaciones de crecimiento de la demanda mundial de crudo para el próximo año sin cambios, debido a una posible recuperación económica. Con esto, el cártel petrolero prevé que la demanda mundial aumente en un millón barriles diarios a 90,8 millones.

En tanto, aumentó su pronóstico de suministro para los países que no pertenecen al grupo en 20.000 barriles por día en el 2014, y espera que aumente 1,15 millones a 55,1 millones de barriles.

Finalmente, la Administración de Información y Energía (EIA, por sus siglas en inglés) dio a conocer este viernes que China podría convertirse en el mayor importador neto de petróleo en octubre de este año, superando a los Estados Unidos, debido a una creciente demanda, así como una mayor producción del energético estadounidense.