Sala de Inversión.  Por segundo día los contratos a futuro de petróleo amanecen operando a la baja. Estos resultados son en medio de una jornada donde no se dará a conocer información relevante en los mercados, sin embargo, la incertidumbre sobre un posible recorte en los estímulos monetarios de la Fed, lo cual está provocando una toma de ganancias, pese a la continuación de las tensiones geopolítica en el Medio Oriente, estarían presionando los precios del crudo. 

El West Texas Intermediate (WTI) opera en US$105,65 retrocediendo US$1,51, mientras que el barril crudo de referencia Brent cotiza en US$108,95, lo que se traduce en una baja de 95 centavos, según el reporte de Infosel.

Este miércoles se dará a conocer las minutas de la pasada reunión de política de la Reserva Federal (Fed), y el mercado aparentemente ya está incorporando una reducción en el monto de compra de activos para la reunión de septiembre.

Esta situación ha provocado que los mercados se hayan visto presionados a la baja, lo cual arrastró al crudo, y provocó que presentara su primera caída en siete sesiones, la mayor racha al alza en cuatro meses, en parte por una toma de ganancias por parte de los inversores ante la incertidumbre de la Fed.

Por otra parte, este miércoles la Administración de Información y Energía (EIA, por sus siglas en inglés) publicará el dato de inventarios para la semana que terminó el 16 de agosto, el mercado espera una baja de 1.25 millones de barriles.

Al cierre del mercado, el Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés) dará a conocer su dato de inventarios.Mike Wittner, analista de Société Générale, señaló que el Brent promediaría US$111 en el tercer trimestre, debido a que las interrupciones en Libia han tenido un impacto “silenciado” en los precios, debido a que el mercado se encamina hacia un periodo de temporada de baja refinación.

A pesar de lo anterior, los temores sobre interrupciones en Medio Oriente y en África son un apoyo para el precio del energético, debido a que fuentes industriales han señalado que cerca de la mitad de la producción de crudo en Libia sigue fuera de servicio.

Mientras que en Egipto, siguen las preocupaciones sobre las posibles interrupciones en los suministros en el Canal de Suez, lo cual provocaría que las refinerías de Europa tengan que buscar un crudo sustituto.

3097