Sala de Inversión. Los precios del petróleo operan presionados por la situación en Medio Oriente, dado que a pesar de haber experimentado alzas el martes, esta jornada amanecieron a la baja.

El impulso se produjo cuando Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, consiguió el martes el apoyo republicano para llevar a cabo un ataque en Siria, lo cual impulsó a los contratos a futuro de petróleo. Sin embargo, como la invasión no se prevé en el corto plazo, el crudo arrancó este miércoles con caídas sustanciales, según consignó Infosel.

El West Texas Intermediate (WTI) cotiza en US$107,16 retrocediendo US$1,38, mientras que el crudo de referencia Brent opera en US$114,67, lo que representa una baja de US$1,01.

John Boehner, líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, dio su apoyo a Obama para llevar a cabo una invasión militar hacia Siria, debido al uso de armas químicas.

Sin embargo, el Congreso de los Estados Unidos llevará a cabo la votación la próxima semana, cuando regresen a sus actividades tras el periodo vacacional, lo cual aminora las tensiones sobre un ataque en los siguientes días.

De acuerdo con el portal de noticias Associated Press, Vladimir Putin, presidente de Rusia, dijo que sólo se deberían llevar a cabo acciones contra el gobierno sirio, en caso de que haya una evidencia objetiva y precisa sobre el ataque químico.

Por otra parte, Ibrahim Al Awami, director del ministerio de Petróleo de inspección y medición, dijo que la producción se mantiene limitada a 200.000 barriles diarios, y la exportación se mantiene detenida.

Los analistas de Barclays indicaron que los precios de petróleo podrían bajar en el cuarto trimestre del año, debido a que el crecimiento de la demanda sigue siendo débil, por lo que estiman que el Brent y el WTI promediarán US$105 y US$101 por barril, respectivamente.

3189