Sala de Inversión. Esta semana los contratos a futuro de petróleo operan con ganancias. Tras los datos de Estados Unidos y China, el contrato de agosto del West Texas Intermediate (WTI) presenta un alza de 46 centavos, y el barril opera en US$105,16, mientras que el contrato de Brent se cotiza en US$107,66, ganando 49 centavos, según reportó Infosel.

El viernes el crudo presentó un retroceso de 3% debido a la desaceleración que se presentaría en China, luego de los temores de suministro en la región de Medio Oriente y el Norte de África (MENA, por sus siglas en inglés) impulsaron 15% al crudo.

Además de lo anterior, el mercado estará atento a la información que se dará a conocer en los Estados Unidos, el mayor consumidor de petróleo a nivel mundial.

Durante esta semana se dará a conocer el dato preliminar del Producto Interno Bruto (PIB) para la economía estadounidense del segundo trimestre; así como los diferentes reportes de empleo, y la decisión de política monetaria de la Fed.

Los analistas de Charles Stanley señalaron que los problemas de suministro a corto plazo y las tensiones geopolíticas están manteniendo los precios del petróleo, las perspectivas de oferta y demanda a mediano plazo invitan a una cautela.

“Podríamos estar en un periodo de debilitamiento de los precios en el segundo semestre del año”, indicaron los analistas.

Por otra parte, el príncipe saudí Alwaleed, en una carta abierta hacia Ali al-Naimi, ministro de petróleo de Arabia Saudita, señaló que el país no será capaz de aumentar su capacidad de producción a 15 millones de barriles diarios, debido al aumento de producción de los Estados Unidos.

[[wysiwyg_imageupload:2981:]]