Sala de Inversión.  Los contratos a futuro de petróleo presentan bajas por tercer día consecutivo, a la espera de información relevante en los Estados Unidos y tras la publicación del dato de producción industrial de Japón.

Con esto, el contrato de agosto del West Texas Intermediate (WTI) presenta una caída de 97 centavos, y el barril opera en US$103,58, mientras que el contrato de Brent se cotiza en US$107,15, retrocediendo 30 centavos, según informó Infosel.

En junio, la producción industrial de Japón, el tercer mayor importador de crudo a nivel mundial, retrocedió 3,3%, siendo la primera baja en cuatro meses, lo cual fue un impacto para el energético luego de que la situación del día viernes y de este lunes en China presionara al petróleo.

Con esto, los fundamentales para el petróleo se mantienen bajistas ante la expectativa de una menor demanda mundial para lo que resta del año, luego de que las tensiones en el Medio Oriente mandarán al crudo ligero a un nivel máximo de 16 meses.

Además, el mercado de crudo se mantendrá a la espera de este miércoles, cuando se dé a conocer la decisión de política monetaria de la Fed, el dato de crecimiento económico para los Estados Unidos en el segundo trimestre y los inventarios para la semana que terminó el 26 de julio.

Al respecto de lo anterior, Ole Hansen, jefe de estrategia de materias primas de Saxo Bank, comentó que no hay expectativas de un crecimiento fuera de control, y el dato del PIB de los Estados Unidos será probablemente más lento en el cuarto o último trimestre del 2013.

Por otra parte, la situación del viejo continente parece ser un apoyo para el Brent, luego de tocar los US$102, ya que por primera vez en dos años la demanda de petróleo en Europa está al alza, en un signo de aumentos de la actividad económica en el continente durante los meses de abril y mayo, y se espera que los datos actuales sigan con la misma tendencia.

[[wysiwyg_imageupload:2988:]]