El diario argentino El Cronista informó este viernes que LAN deberá abandonar su ubicación de “privilegio” en el sector de check in del Aeroparque Jorge Newbery de Buenos Aires y antes de fin de año deberá trasladarse a una zona menos conveniente dentro del terminal aéreo. La misma suerte correrá la empresa brasileña TAM, social de LAN.

De acuerdo a la información publicada en el portal del diario, LAN no volverá a ocupar los puestos de atención a sus pasajeros que operaba en la Terminal A (la más importante), una situación que se da luego de que el gobierno mantuvo un duro cruce con la empresa aérea por la utilización del hangar que opera en el Aeroparque Jorge Newbery.

Pese a que el Estado la intimó a abandonar ese espacio, LAN lo evitó gracias a una medida judicial favorable. Pero la suerte con el sector de check in no será la misma, resaltó la publicación trasandina. Si bien la nota no acusa directamente al gobierno por esta decisión, informaciones anteriores del mismo medio sí lo habían hecho.

Según pudo saber El Cronista, para los primeros días de octubre se espera la inauguración de la tercera etapa de las reformas que se realizan en Aeroparque y se habilitarán 18 nuevos puestos de check in, con lo que se sumarán 45 mostradores en el sector A. Si bien LAN tomará parte de esos espacios, será de forma momentánea.

Luego de finalizados los trabajos en la Terminal A, comenzarán las obras de refacción en la Terminal B. Y ese será el destino final de LAN Argentina dentro de Aeroparque, previsto para antes de fin de año.

Decisión se anunció en "reunión explicativa". El Cronista agregó que el jueves en la mañana, Rafael Bielsa, presidente de Aeropuertos Argentinas 2000, la empresa concesionaria de la gran mayoría de las terminales aéreas del país, mantuvo un encuentro con las empresas aéreas que operan en Aeroparque para explicarles cómo será el proceso de mudanza.

El eje del encuentro fue justamente determinar de qué forma se implementaría el plan provisorio, hasta tanto esté concluida la Terminal B.

Una vez finalizado el encuentro, se firmó un acta en la que se especifica, entre otras cosas, que el paso de LAN por la terminal más importante de esta estación aérea tendrá un tiempo limitado.
Esta distribución de mostradores, dice el escrito en cuanto a las posiciones que se ocuparán ahora en la Terminal A, regirá a partir del inicio de las obras en el sector B, y una vez finalizada la empresa LAN Argentina volverá a operar en el sector B.

De este modo, quedó establecido que la línea aérea de capitales chilenos ya no ocupará el lugar de privilegio que tenía hasta que arrancaron las obras en la Terminal A.

El mismo destino correrá para la brasileña TAM, que está fusionada con LAN a nivel mundial, y que operan bajo Latam Airlines Group.
Una vez que ambas terminales se encuentren con la totalidad de sus obras finalizadas, entrará en vigencia el plan que por ahora aparece como definitivo, y que prevé para LAN la utilización de cerca de 22 estaciones de check in.

Aerolíneas Argentinas salió beneficiada. En la Terminal A, mientras tanto, Aerolíneas Argentinas pasará a operar 32 puestos de atención a los pasajeros, en tanto que el resto estará ocupado, por ejemplo, por GOL, SOL e incluso Aero Handling (encargada del transporte de los pasajeros de Aerolíneas y sus valijas) e Intercargo (su par, pero utilizada por el resto de las compañías aéreas).

En principio, para LAN Argentina este nuevo esquema no sería del todo malo. Contaría con un espacio amplio, aunque es cierto que se trata de una estación en la que no tendría ni la mejor presencia ni las mejores comodidades, pese a que todavía restan hacer todas las modificaciones.

La idea de modificar el sector de check in había sido planteada por la propia Cámara de Compañías Aéreas (Jurca), y fue elevada a los organismos oficiales. Allí, se contemplaba la iniciativa de achicar la superficie de cada centro de atención, de modo de ampliar la capacidad. La propuesta fue tomada, pero se modificó.

* Lea además en Nación.cl Indonesia: muertos y desaparecidos al hundirse un barco con refugiados