Santiago. El presidente ejecutivo de la estatal chilena Corporación Nacional del Cobre (Codelco), José Pablo Arellano, rechazó el plan del presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, para incorporar capital privado a la minera.

El empresario de derecha, quien asume el mando el 11 de marzo próximo, planteó la idea de cotizar una parte de la empresa en bolsa o incorporar capitales privados, aunque admitió que una medida de esta naturaleza requeriría de una reforma constitucional.

El lunes, Piñera dijo que Codelco continuará siendo una compañía estatal, pero precisó que se realizarán cambios profundos ya que, dijo, la minera ya no es el mayor productor mundial de cobre.

Arellano, que fue nombrado por el saliente gobierno de la socialista Michelle Bachelet, afirmó la compañía no está enfocada en abrirse al capital privado y reiteró que esos cambios requerirían del acuerdo amplio de la sociedad y cambios a la Constitución.

La minera estatal en la actualidad realiza grandes cambios, como el avance de proyectos de última generación que requieren de grandes inversiones y la modernización del gobierno corporativo de la compañía, dijo Arellano.

El presidente ejecutivo  dijo que estos ajutes modificarán la cara de Codelco por los próximos 40 a 50 años.

Codelco tiene un ambicioso plan de inversión para aumentar la producción dentro de los próximos años, con un presupuesto de US$2.000 millones en gasto de capital para 2010.

En años anteriores, la minera cubrió sus necesidades de financiamiento a través de la retención de sus ganancias antes de impuestos, amortizaciones y depreciaciones y emisiones de bonos.

Chile es el mayor productor mundial de cobre, con alrededor de 35% de la producción mundial.