Zurich. El presidente ejecutivo de UBS dijo que no cobrará un bono este año y que el banco suizo tenía una exposición limitada a transacciones de bienes raíces en su división de banca de inversión, según una entrevista a un diario publicada el domingo.

El jefe de UBS, Oswald Gruebel, designado a fines de febrero del 2009 para dar un vuelco al atribulado banco, dijo al diario suizo Sonntag que los empleados del banco sí tendrían que recibir bonificaciones para evitar que los mejores se vayan.

"De otra forma toda la gente buena se irá de UBS. ¿Por qué deberían quedarse?", dijo Gruebel, según fue citado por el diario.

"Por supuesto, yo no recibiré un bono. No, porque la compañía no está logrando ganancias", agregó.

UBS, rescatado por el Gobierno suizo y acusado de ayudar a estadounidenses ricos a evadir impuestos, publicará sus resultados del cuarto trimestre el 9 de febrero.

Los analistas estiman que el banco podría registrar su primera ganancia trimestral en más de un año.

En el 2008, UBS sufrió una pérdida neta de 20.900 millones de francos (18.060 millones de dólares en ese entonces), la mayor pérdida corporativa anual de una empresa en la historia de Suiza.

Un portavoz de UBS confirmó que los comentarios eran precisos.