Nueva York. Los inventarios de crudo y gasolina en Estados Unidos habrían subido la semana pasada, mientras que se espera una caída en los de destilados, mostró el martes un sondeo ampliado de Reuters entre analistas.

Las existencias de crudo habrían crecido 1,4 millones de barriles, por mayores importaciones, mientras que se espera que las tasas de utilización de refinerías registren pocos cambios, según el promedio de estimaciones de 14 analistas.

"Se espera que los suministros de crudo muestren una recuperación modesta, debido a que las importaciones probablemente se mantuvieron por encima de los 9 millones de barriles por día, con la ayuda de alguna descargas adicionales", dijo Jim Ritterbusch, presidente de Ritterbusch & Associates en Galena, Illinois.

En tanto, los inventarios de destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, habrían caído 900.000 barriles en promedio, mostró el sondeo.

Los analistas encuestados atribuyeron la baja a una continua alza en la demanda, en medio de una gran tormenta de nieve que golpeó el noreste estadounidense, la región que más consume combustible para calefacción.

Las existencias de gasolina habrían subido 600.000 barriles, según la encuesta en la que se prevé una menor de demanda de conductores por mal tiempo.

Si los pronósticos se cumplen, los inventarios de crudo subirían por quinta semana consecutiva.

La tasa de utilización de refinerías se estima que bajó 0,1 punto porcentual al 81,1% de la capacidad, después del fuerte aumento de una semana antes.