Río de Janeiro. El gasto de turistas nacionales y extranjeros por el Mundial de fútbol 2014 en Brasil ascenderá a 25,2 billones de reales (US$10.900 millones), estiman fuentes oficiales citadas este martes por el diario Folha de Sao Paulo.

El Instituto Brasileño de Turismo, Embratur, dijo que los gastos de los turistas durante el Mundial del año próximo serán 28 veces más altos comparados con los que hicieron casi dos millones de peregrinos que visitaron Río de Janeiro a finales de julio para participar en la Jornada Mundial de la Juventud, que presidió el Papa Francisco.

Pese a que Embratur esperaba que los peregrinos desembolsasen 660 millones de reales (US$283 millones), un estudio de la Universidad Federal Fluminense (UFF) de Río de Janeiro calculó que el gasto de los turistas fue de 900 millones de reales (US$391 millones).

Para el Mundial de fútbol, se espera que la mayoría de los gastos en turismo provenga de los propios turistas brasileños.

Embratur espera que tres millones de brasileños viajen por el país para seguir el torneo, que gasten 18,3 billones (US$8.000 millones) en las doce ciudades que recibirán partidos del campeonato.

Se añadirán 600.000 turistas extranjeros (el doble de los que visitaron Sudáfrica en el Mundial de 2010), que deben inyectar otros 6,8 billones (US$3.000 millones).

Los datos se basan en el flujo histórico de turistas al país y la demanda de entradas a la FIFA.

El gasto previsto por los turistas en los 30 días que durará el Mundial de fútbol es próximo a todo lo que gastaron los turistas extranjeros en el primer semestre de este año en el país: 7 billones de reales (US$3.050 millones), según datos del Banco Central.

En el caso de los extranjeros, que tienden a permanecer más de dos semanas, la expectativa es que gasten una media de 11.400 reales (unos US$5.000) durante el Mundial, mientras que los turistas brasileños permanecerán una media de diez días en las ciudades sede con un gasto diario de 824 reales (US$358).

La ciudad que debe recibir más turistas durante el Mundial es Sao Paulo (mayor urbe de Brasil y Sudamérica), con casi 600.000 visitantes esperados.

Según Embratur, el 55,6% de los turistas extranjeros que visitó Brasil para acompañar la Copa de las Confederaciones, evento previo al mundial de fútbol que se celebró entre el 15 y 30 de junio en seis ciudades del país, consideraron que Brasil está preparado para organizar el mayor torneo futbolístico del mundo.

La oficina turística añadió que otro 29% dijo que no está preparado y el 15,4% no respondió.