Singapur. El banco Goldman Sachs proyectó este lunes que los precios referenciales del petróleo subirán a entre US$85 y US$95 el barril este año y superarán el rango estimado en octubre de US$70 a US$80, gracias a una aceleración del crecimiento económico mundial.

Una serie de noticias económicas positivas de Estados Unidos y Japón apuntalaron los precios este año, dijo el banco en un reporte, y un balance más ajustado entre oferta y demanda reducirá la capacidad ociosa de la OPEP, aumentando el flujo de crudo en el mercado, agregó.

Estados Unidos ha reportado por primera vez desde que comenzó la recesión un crecimiento anual positivo de su producción industrial, mientras que la economía japonesa se desarrolló a una tasa anual de  4,6% en el cuatro trimestre de 2009, por encima de las expectativas.

"Seguimos esperando que, a medida que los fundamentos de corto plazo del mercado petrolero continúen mejorando (empujarán) los precios del crudo WTI hacia este rango de entre US$85 a US$95 por barril", aseguró Goldman.

El crudo estadounidense para entrega en marzo trepaba 23 centavos a US$80,04 el barril a las 0713 GMT, luego de tocar un máximo de seis semanas de US$80,51.

Goldman dijo sin embargo que los márgenes de refinación simple posiblemente van a caer bajo presión debido a los grandes incrementos en la capacidad asiática.

"Además, esperamos que los márgenes de refinación relacionados a los precios WTI caigan bajo presión debido a la entrada de la capacidad ociosa de la OPEP al mercado en el segundo semestre del 2010", dijo el banco.

"La presión bajista resultante sobre los crudos pesados debiera permitir que los refinadores complejos incrementen la producción a costa de los procesadores de crudo ligero simple", añadió.