Madrid. El grupo español de medios de comunicación Prisa firmó un acuerdo de principios con varios acreedores para extender el vencimiento de un préstamo puente de casi 2.000 millones de euros (unos US$2.700  millones), tras ser incapaz de recaudar dinero suficiente para pagar su deuda.

El préstamo -con HSBC Group PLC, Banco Santander SA, Banco Español de Crédito SA, La Caixa, BNP Paribas SA y Natixis- vencía en marzo y se ha extendido hasta 2013. Sin embargo, el acuerdo está sujeto a la aprobación por los bancos acreedores del préstamo sindicado de Prisa.

Prisa suscribió el préstamo en diciembre de 2007 para hacerse con las participaciones minoritarias de su filial de televisión Sogecable, como parte de la expansión que realizó la compañía en esa época.

Ese préstamo es fundamental para Prisa, pero es sólo una parte de la deuda de casi 5.000 millones de euro (unos US$6.800 millones) que acumuló durante su expansión, alentada por la disponibilidad de crédito barato.

Una significativa caída de la publicidad y la recesión económica en España han dejado en una posición delicada al mayor conglomerado mediático español y le han obligado a recortar costos y vender activos para hacer frente a sus compromisos de deuda.

La deuda de Prisa supera ampliamente los 824 millones de euros (US$1.100 millones) de capitalización bursátil de la compañía.

"Los esfuerzos de la compañía por recortar costes y sus últimas ventas de activos no son suficientes para pagar el préstamo puente", dijo Banesto en una nota. "No está claro aún cuándo se recuperará el mercado publicitario, hay riesgo de que la compañía tenga que hacer una ampliación de capital y el riesgo financiero general de la compañía es muy elevado".

Prisa ha dicho que estudia la venta de una participación de la compañía o un aumento de capital para recaudar más efectivo.

A última hora del viernes, Prisa anunció que su beneficio neto de 2009 fue de EUR50,5 millones, un 39% menos que un año antes.

Los activos de Prisa incluyen cadenas de televisión, periódicos, radios y compañías editoriales en España, Portugal y América Latina.