Madrid. El grupo español de medios de comunicación Promotora de Informaciones (Prisa) anunció la venta de más de la mitad de su participación en la estadounidense Liberty, operación que se convierte en el último de una serie de drásticos movimientos encaminados a reducir una agobiante deuda.

Según los términos del acuerdo, Liberty recibirá nuevas acciones de Prisa, entre ordinarias y preferentes, a cambio del 100% de sus activos, que tienen un valor de 660 millones de euros en efectivo (unos US$901 millones). Prisa también dijo que venderá nuevas acciones entre sus actuales accionistas para obtener otros 150 millones de euros (US$204 millones).

Liberty, por su parte, obtendrá 30% de los derechos de voto del grupo español, informó Prisa.

Prisa es el conglomerado de medios de comunicación más grande e influyente de España aunque está atravesando una época complicada tras haberse centrado en su expansión y por la severa caída del mercado publicitario en el país, que ha obligado a la compañía a reducir sus costes, vender activos y centrarse en la generación de caja.

La compañía dijo el mes pasado que su deuda ascendía a 4.800 millones de euros (US$6.552 millones), muy por encima de su capitalización de mercado de 690 millones de euros (US$941 millones). Una vez que reciba el pago en efectivo de Liberty, así como el importe de las ventas acordadas el año pasado, la deuda de Prisa debería reducirse hasta 2.400 millones (US$3.276 millones).

"El acuerdo con Liberty podría pesar en las acciones a corto plazo, pero es necesario a largo plazo", dijo Banesto en una nota, para añadir que la operación reforzará la estructura de capital de Prisa y reducirá el ratio deuda-Ebitda hasta el 4,8 desde el actual 5,7.

Las acciones de Prisa pierden terreno el lunes y a las 1031 GMT se dejan un 9,0% a 3,00 euros en un mercado al alza.

"El acuerdo es dilusivo y negativo para los accionistas minoritarios a corto y medio plazo", según Virginia Perez, de Ahorro Corporacion.

La familia Polanco, propietaria de Prisa, verá cómo su participación se reduce al entorno de 30%, aunque los cambios en los estatutos de la compañía le asegurarán mantener el control de la misma, dijo Prisa.

Entre los activos de Prisa se encuentran cadenas de televisión, periódicos, emisoras de radio y editoriales en España, Portugal y América Latina.