Las consecuencias de los retrasos en la asignación de divisas para el sector automotor nacional durante el primer semestre del año vuelven a quedar demostradas con la caída de 45,4% que experimentó la producción de vehículos en junio pasado respecto al mismo mes del año anterior, de acuerdo con el reporte de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez).

Es más, ni siquiera la lenta pero efectiva reactivación en las liquidaciones en el último mes han podido evitar la caída de la manufactura, pues según Cavenez entre mayo y junio de este año el ensamblaje se desplomó 29,2% para ubicarse en apenas 5.766 unidades.

El informe también señala que en el primer semestre del año, la producción nacional de autos descendió 36,3% en comparación con el mismo período de 2012, lo que sin duda deja pocas dudas a que tras la recuperación de 8% experimentada el año pasado, la industria volverá a cerrar en números rojos .

De hecho, voceros del sector ya han pronosticado que la producción podría retroceder cerca de 30% este año