Las producciones frutícolas de la última zafra 2012/2013 cayeron en sus cosechas entre 10% y 50% como consecuencia de las pérdidas producidas por adversidades climáticas, informó el martes la encuesta divulgada por Estadísticas Agropecuarias (DIEA) del ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

Los diferentes cultivos fueron afectados en forma intensa por una tormenta de viento y granizo ocurrida en enero.

La tormenta que afectó a todos los cultivos ocasionó pérdidas que en muchos casos resultaron totales.

Por el mismo motivo, en las zonas afectadas la producción cosechada presentó importantes problemas de calidad, según se indicó por parte de DIEA.

En el informe se agrega que para compensar en parte las pérdidas registradas se otorgaron a los distintos productores afectados subsidios por montos equivalentes al 50% de los costos de producción.

La producción de manzana sobre un área de 3.268 hectáreas fue estimada en 45.626 toneladas, lo que representa 10% por debajo de la zafra anterior, lo que significa el registro más bajo desde 1994.

El rendimiento medio fue establecido en 15 kilos por planta en producción y un promedio de 15 toneladas por hectárea. Se exportaron 468 toneladas.

En 148.000 plantas se reportaron pérdidas totales de cosecha.

En el rubro duraznos la tormenta afectó parte de la cosecha de estación y toda la cosecha de plantaciones tardías.

La producción alcanzó a 16.800 toneladas, 20% inferior a la del año anterior, obteniéndose un rendimiento promedio de 14 kilos por planta.

En tanto, en las plantaciones de pera ocurrieron las mayores pérdidas ocasionadas por el fenómeno climático.

La producción fue estimada en 8.749 toneladas, algo menos del 50% de la registrada en el último año. Esto se refleja en el rendimiento obtenido, que cayó de 28 kilos/planta cosechado en la zafra anterior a 15 kilos/planta de la zafra actual.

Las tres especies restantes –ciruela, membrillo y nectarino– tuvieron distintos grados de afectación por la tormenta de enero, y en conjunto acusaron pérdidas por 30%.

La especie más dañada fue la ciruela, con pérdidas totales del 13% de las plantas en edad productiva.

Consumo fresco. Con excepción del membrillo, cuya producción se destina principalmente a la industria, la producción de frutales de hoja caduca se destina mayoritariamente al consumo fresco. Sin embargo, la industria también procesa manzana (compra 10.396 toneladas, casi el 23% de la producción total).

La cifra. 10% menor fue la producción en el caso de la manzana en relación a la zafra anterior; en durazno cayó 20%, en pera 50% y para otras la caída fue del 30%.