Buenos Aires. Organizaciones políticas y sociales protestaron este martes ante la sede de la petrolera YPF en Buenos Aires, mientras que aborígenes mapuches lo hicieron en la sureña provincia de Neuquén contra un inminente acuerdo con la estadounidense Chevron para la explotación del yacimiento de Vaca Muerta.

En la capital argentina y bajo el lema "¡Fuera Chevron de Argentina!", cerca de dos centenares de manifestantes rechazaron una futura participación de la empresa estadounidense en la explotación en sociedad con YPF de un área de la gigantesca formación de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta.

Los manifestantes, mayormente miembros de la organización de ultraizquierda Quebracho, reclamaron además una estrategia política que tienda hacia la nacionalización total de los recursos energéticos.

Ante una fuerte custodia de efectivos de la Prefectura, una vez a las puertas del edificio de YPF, cuatro de los manifestantes ingresaron a la sede, donde fueron recibidos por un representante de la compañía, a quien dejaron un documento escrito, confirmaron fuentes de la petrolera.

Cuando los manifestantes salieron del edificio, se produjeron algunos incidentes cuando los integrantes de Quebracho, mayormente encapuchados, derribaron parte del vallado de seguridad.

En Neuquén quienes se manifestaron fueron miembros de las comunidades mapuches de esa provincia, quienes protestaron principalmente por los eventuales daños ambientales de la explotación de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta.

Unos doscientos integrantes de una decena de comunidades mapuches lograron bloquear en la mañana de este martes la actividad de perforación en el área de Loma La Lata Norte-Loma Campana, explotada por YPF y a la que se sumará Chevron de firmarse el acuerdo.

"Es una amenaza de muerte para el pueblo mapuche. Le decimos no al convenio. El Estado nos deja desprotegido ante las multinacionales", dijo  Jorge Nahuel, miembro de la Confederación Mapuche de Neuquén.

Varias comunidades mapuches se encuentran sobre Vaca Muerta, que cubre 30.000 kilómetros cuadrados y se extiende por cuatro provincias de Argentina.

Sin embargo, ninguna de estas comunidades está asentada en el área Loma La Lata Norte-Loma Campana, según aseguraron fuentes de YPF.

Nahuel sostuvo que Chevron es "una de las empresas más denostadas en Latinoamérica, que ya tiene antecedentes en Ecuador".

Chevron afrontó un millonario juicio en Ecuador por daños ambientales en la Amazonía entre 1964 y 1990 por Texaco, compañía que fue adquirida posteriormente por Chevron.