Lima, Xinhua. Los proyectos mineros que se desarrollan en Perú totalizarán unos US$15.000 millones hasta el 2016, con lo que se espera aumentar la producción de cobre hasta los 2,8 millones de toneladas, destacó el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino.

El alto funcionario detalló que la mayoría de estos proyectos, generalmente con la participación de inversión extranjera y nacional, iniciarán operaciones entre finales de este año y durante el primer trimestre del 2015.

Según el ministro, uno de los más emblemáticos es el proyecto Toromocho, ubicado en la región central de Junín, donde la empresa china Chinalco espera hacer inversiones por más de US$4.800 millones e iniciará operaciones a fines de diciembre del 2013.

Otro proyecto, Constancia en la región surandina de Cusco, proyecta inversiones por US$1.800 millones y cuando se haya completado la infraestructura espera empezar trabajos en el 2014.

Merino también resaltó el desarrollo del proyecto Las Bambas, en la región surandina de Apurímac, donde el consorcio anglo-suizo Xtrata Copper, invertirá alrededor de US$5.200 millones, y entrará en ejecución a más tardar a partir de mayo del 2015.

El resto de proyectos mineros en Perú se diseminan en varias regiones que se extienden hasta la zona norte del territorio peruano, cuyo alcance productivo cuando entre en funcionamiento, en los próximos tres años, contribuirá a mejorar la capacidad minera de este país.

Actualmente la producción cuprífera de Perú alcanza los 1,6 millones de toneladas y con la ejecución de los citados proyectos en los próximos años espera duplicar su capacidad de producción.