Sao Paulo. La venta total de automóviles de todos los fabricantes en Brasil subiría alrededor de 5% en 2010, dijeron este jueves ejecutivos de General Motors, en una señal de la continua recuperación del mercado de vehículos en la nación sudamericana.

La empresa está llevando adelante estudios "exhaustivos" para lanzar el Chevrolet Camaro en Brasil, el tercer mayor mercado de GM, dijo el gerente internacional de la empresa.

Brasil se transformó en un mercado clave para las automotrices mundiales luego de la crisis financiera, debido a que el gobierno redujo impuestos y les prestó dinero para evitar una caída de la industria en la recesión.

GM ganó participación de mercado en Brasil en 2009 y planea invertir más de 5.000 millones de reales (US$2.700 millones) en los próximos años para desarrollar nuevos productos y aumentar la capacidad.

La unidad brasileña de la empresa planea financiar esas inversiones con su propio flujo de efectivo, dijo Jaime Ardila, presidente de las operaciones de GM en Brasil y el MERCOSUR.

El endeudamiento sería considerado solo para "situaciones especiales", preferiblemente de manos de las agencias de crédito del Estado, dijo.

Los ejecutivos descartaron las preocupaciones de que las elecciones presidenciales de Brasil, que generalmente conllevan aun periodo de turbulencias financieras, puedan perjudicar las ventas en el año.

Lee dijo que las operaciones en Venezuela siguen siendo fuertes pese a que las condiciones son "muy difíciles".

Brasil es un importante mercado para otras automotrices, como por ejemplo la italiana Fiat SpA, la alemana Volkswagen AG, y la estadounidense Ford Motor Co. Todas anunciaron grandes inversiones en Brasil el año pasado.