Lima, Andina. El proyecto del Gasoducto Sur Peruano (GSP) y el Nodo Energético del Sur son iniciativas que el gobierno se empeña en ejecutar y en la actualidad se está creando la demanda de gas, afirmó el viceministro de Energía, Edwin Quintanilla Acosta.

Mencionó, por ejemplo, que en noviembre próximo el gobierno debe adjudicar en acto público un total de 1.000 MW de generación termoeléctrica basada en gas natural, que estará en la costa sur del país.

“Aproximadamente el 65% de la demanda del gasoducto será para la generación eléctrica y otros porcentajes se destinarán a la petroquímica y al servicio residencial y vehicular”, señaló.

Enfatizó que una etapa fundamental en el proyecto del GSP es la creación de la demanda y precisó que la experiencia de diversos países de Europa y Latinoamérica nos señala que esa demanda inicial se creó a partir de desarrollos locales.

Dijo que en el Cusco y otras regiones existe un genuino interés y un pedido de información sobre el GSP y otros proyectos relacionados, e indicó que es necesario que dicha obra se ejecute con transparencia para que el Cusco y otras regiones del sur tengan un sistema de transporte de gas natural que les brinde el servicio de manera eficiente.

Quintanilla precisó que tanto el proyecto del GSP como otros vinculados tienen sus respectivos comités de inversión y cronogramas específicos, que se cumplen para hacer realidad estas importantes obras.

Añadió que paralelamente se trabaja en otros aspectos y anunció que el próximo año el gas natural llegará a Cusco a través de la modalidad de gas natural comprimido. Detalló que primero se levantarán gasocentros y luego se tenderán las redes.

Por último, sostuvo que los proyectos del GSP y otros relacionados con el recurso energético hay que verlos en toda su extensión, para verificar que se avanza y que se cumplen los plazos y cronogramas definidos con antelación.