El Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), y la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur) -que agrupa a Hoteleros de Chile, Achet, Santiago Convention Bureau, LAN Airlines, y las principales empresas del sector-, hicieron un llamado este lunes tendiente a lograr una pronta recuperación del turismo, redoblando los esfuerzos, en particular, en materia de promoción internacional.

El objetivo es restaurar la imagen de Chile y aumentar los flujos turísticos, para contribuir de esta manera a generar ingresos que ayuden a una rápida reconstrucción de las zonas afectadas por el sismo.

Los representantes de la industria turística y hotelera, lamentaron el dolor de los que han sufrido y manifestaron la confianza en que la situación de las zonas afectadas se normalizará pronto.

En este contexto, el director nacional de Sernatur, Oscar Santelices, señaló que “en un trabajo conjunto, levantando información desde el sector público y privado del turismo, hemos constatado que el grueso de la oferta turística no se ha visto afectada por el sismo.

Ello es especialmente cierto en los lugares más visitados por los turistas extranjeros, tales como el desierto de Atacama, Isla de Pascua, la Región de los Lagos, la Patagonia, Valparaíso y Viña del Mar, las estaciones de ski, los centros de convenciones y, por supuesto, Santiago.

El vicepresidente ejecutivo de Fedetur, Eugenio Yunis, afirmó que “toda la oferta turística de las zonas no afectadas por el terremoto está funcionando normalmente, y espera a los turistas con su habitual eficiencia, cordialidad y seguridad”.

Asimismo, sostuvo que “hay que evitar un terremoto económico en el sector turismo que deje a gente sin trabajo y que deje a los pequeños productores de bienes, servicios y artesanías sin poder vender sus servicios a pequeños operadores turísticos.

Por su parte, Mauro Magnani, presidente de Hoteleros de Chile, informó que “más del 90% de la capacidad hotelera del país no sufrió daños de consideración”.

Además señaló que “en la última semana ha habido cancelaciones importantes de reservas a nivel nacional, del orden del 50% y eso lo queremos revertir para que no afecte el ingreso de divisas y con ello el empleo”.