Madrid. La petrolera Repsol YPF está estudiando el impacto sobre sus reservas de hidrocarburos de un cambio en la legislación boliviana, pero que no ha tomado una decisión sobre si rebajar tales reservas, confirmó el martes un portavoz de la compañía.

A principios del pasado año, Bolivia aprobó una nueva Constitución que incrementó el control del Estado sobre sus activos de hidrocarburos, con lo que endureció los requisitos de información para las compañías que cotizan en Estados Unidos y que operan en el país.

El periódico financiero Expansión informó este martes de que los cambios regulatorios en Bolivia podrían obligar a Repsol a revisar a la baja sus reservas en 90 millones de barriles de equivalente de petróleo, aproximadamente 4% de las reservas de la petrolera.

El portavoz de Repsol añadió que la posible rebaja sería un "cambio contable que no tendría efecto en nuestro negocio" o resultados.

Los analistas de BPI señalaron que la posible reducción de las reservas en 90 millones de barriles en Bolivia tendría un pequeño impacto sobre la valoración de Repsol.