Madrid, EFE. El presidente de la petrolera española Repsol, Antonio Brufau, dijo este viernes que su compañía está dispuesta "a plantear a las autoridades argentinas cualquier posibilidad de que se nos pague lo que entendemos que es justo", en referencia a la nacionalización de YPF por el gobierno argentino en 2012.

Ante los accionistas de la empresa, Brufau afirmó que no renunciará "bajo ningún concepto a recuperar lo que es de todos ustedes, que es el valor justo de YPF".

Brufau se mostró dispuesto a negociar con el gobierno argentino para lograr una compensación por la expropiación de su filial YPF en abril del pasado año porque "si no es con pago se llama confiscación".

Reconoció, no obstante, que "si se llega a un acuerdo" con las autoridades argentinas éste está "muy muy muy en el horizonte a largo plazo", pero subrayó que Repsol está "trabajando en todos los foros judiciales" para obtener la compensación.

El presidente de Repsol mostró un "reconocimiento explícito al Ejecutivo español por haberles apoyado "de manera decidida, firme, frente a Argentina".

La presidenta argentina, Cristina Fernández, firmó el 16 de abril de 2012 un decreto para la expropiación del 51% de la petrolera YPF, controlada por Repsol y lo justificó en el interés nacional y en un intento de evitar lo que consideraba una política de "no producción y no explotación" de los recursos de la empresa.