Londres. La compañía minera Rio Tinto continúa negociando con China en la búsqueda de proyectos comunes en el sector, incluso pese a que cuatro empleados de la empresa fueron arrestados por Pekín acusados de soborno y robo de secretos comerciales.

El presidente ejecutivo de Rio, Tom Albanese, dijo que la empresa estaba dedicando muchos recursos a mejorar su relación con China, que se convirtió en su mayor cliente este año.

"Hay algunas oportunidades que podemos trabajar con China (..) estamos conversando. Esto está en línea con lo que dije en el último año y medio de que estamos mirando oportunidades para hacer proyectos en general", señaló el ejecutivo.

China acusó este miércoles a cuatro empleados de la firma angloaustraliana, la segunda productora de mineral de hierro en el mundo, que se desempeñaban en el país asiático tras haberlos arrestado en julio. Los arrestados serán juzgados en Shangai.