Sydney. La minera global Rio Tinto está revisando sus planes de inversión en Australia ante la propuesta del gobierno de ese país de imponer un impuesto a las ganancias mineras, dijo el presidente ejecutivo de la firma, Tom Albanese.

Albanese consideró además que el impuesto propuesto ha afectado la reputación del país ante los inversionistas. "Esto está afectando nuestros negocios australianos y las decisiones de inversiones de las que habíamos hablado", afirmó el ejecutivo.

El nuevo impuesto de 40% a las ganancias mineras que propuso el gobierno de Australia ha molestado al sector en general.

Rio Tinto es el mayor productor de mineral de hierro de Australia.

"Este es mi problema número uno de riesgo soberano a nivel mundial", señaló Albanese, quien afirmó además que el impuesto, que sería aplicado en 2012, abría un largo período de incertidumbre que afectaría nuevas inversiones.

"Si estamos operando con un, digamos, período de dos años (...) en ese período, estaríamos pidiendo a nuestros administradores evaluarlo de forma más pesimista", dijo el ejecutivo, quien agregó que las inversiones se desplazarían mientras tanto a otras naciones ricas en recursos, como Canadá.