A cinco días de que concluya el año cafetalero 2012-2013, la presencia de la roya parece empeorar el panorama del sector que prevé cerrar con una disminución del 15% de su producción exportable.

Ahora, la enfermedad se ha extendido a nueves áreas; a las tierras altas de Jalapa y Ayarza, Santa Rosa, zonas que hasta ahora no habían reportado presencia de la enfermedad.

“La situación es preocupante pues en Ayarza el año pasado la roya afectó muy poco, pero ahora se reportan casos muy severos”, relató Daniel Morán, productor de Santa Rosa.

Según el caficultor, hay mucha reincidencia de la roya. “No sabemos si hay nuevas variedades de la enfermedad porque hay demasiada destrucción. Las personas están muy preocupadas por las pérdidas en sus cultivos”, refirió.

Ayarza colinda con Jalapa, departamento que también presenta casos nuevos de la enfermedad.

Rosalío Hernández, productor de Jalapa, declaró que “antes no habíamos padecido de roya, pero calculamos que los productores que estamos en esta zona perdimos unos 20 mil quintales. El impacto es muy fuerte”.

Nils Leporowski, presidente de la Asociación Nacional del Café (Anacafé), afirmó que este comportamiento les preocupa.

Según Leporowski, la roya impactó en el 15% —700 mil quintales— de la producción exportable de café en la cosecha, que concluye el próximo 30 de septiembre.

Anacafé calcula que la presente cosecha llegará a 4,1 millones de quintales de café oro, mientras que la cosecha exportable 2011-2012 fue de 4,8 millones de quintales.

Leporowski añadió que durante esta cosecha también se perdieron 72 mil empleos y que en la siguiente producción podrían ser cien mil más, debido a la roya y también al bajo precio del grano a escala internacional.

Para la siguiente cosecha, que inicia el próximo 1 de octubre y concluye en septiembre del 2014, se podría perder hasta el 40% para llegar a 2,4 millones de quintales.

El ejecutivo añadió que “es urgente que se apruebe la ampliación del Fideicomiso del Café, que se encuentra en el Congreso para que los productores puedan optar a más créditos”.

El 17 de septiembre, los jefes de bloques respaldaron la propuesta de ampliar el Fideicomiso, que se encuentra en el Banco de Desarrollo Rural, y que vence en el 2016, por diez años más y a que llegue a US$100 millones. Se espera que hoy se apruebe de urgencia nacional.