Santiago de Chile. El grupo español Sacyr, con 17 años de experiencia en el área de concesiones de infraestructuras, construirá centros comerciales y edificios de oficinas en Chile, anunció su presidente y consejero delegado, Manuel Manrique, en declaraciones publicadas este martes en Santiago.

"Estamos ofertando por la construcción de 'malls' y edificios de altura, que hay muchos en Chile", precisó Manrique en declaraciones al diario El Mercurio.

"Nosotros nos consideramos locales en Chile y lo vamos a demostrar en este segmento", añadió el ejecutivo, quien visitó el país sudamericano hace unos días y se entrevistó con la ministra de Obras Públicas, Loreto Silva, y representantes de entidades financieras e inversionistas.

Sacyr se adjudicó hace algunas semanas la construcción del nuevo hospital de la ciudad de Antofagasta, en el norte de Chile, con una inversión de US$255 millones.

También opera la carretera Vallenar-Caldera, en la región de Atacama, y tiene en construcción otras cuatro en diversas regiones de Chile, con un total de 675,8 kilómetros y una inversión sumada de US$1.613 millones, según datos de la firma española.

Una situación, según Manrique, diferente a la ocurrida en 2008, cuando por efectos de la crisis financiera internacional se deshizo de varias concesiones viales en Chile, incluida una participación en la autopista Santiago-Valparaíso y en la urbana Vespucio Sur, en la capital chilena.

"Estamos más fuertes que en 2008 porque eso era el final de una etapa y ahora estamos en el inicio de otra y más diversificados", señaló Manrique, cuya firma construye además algunos caminos mineros, obras para los ferrocarriles estatales y en algunas autopistas urbanas de Santiago.

Respecto de nuevos proyectos, Manrique anunció que Sacyr participará en la nueva licitación para la ampliación del aeropuerto de Santiago, que prevé una inversión de US$716 millones, en la que espera asociarse con algún operador especializado.

Además el grupo español está interesado en la autopista urbana Vespucio Oriente, cuya inversión ascenderá a unos US$940 millones y para la cual también Sacyr busca socios.

"Nos interesan socios financieros para afrontarla con más facilidad", dijo al respecto Manuel Manrique, que añadió que en este último aspecto, "siempre buscamos socios locales".

En la carretera Vallenar-Caldera Sacyr está asociado con el fondo local de inversión Las Américas y la ruta Concepción-Cabrero (sur) y el nuevo acceso a Iquique (norte) con las sociedades Corso y Auguri, pertenecientes, respectivamente, a las hermanas Teresa y María Luisa Solari, accionistas controladoras de la minorista Falabella.

Manrique dijo que están en contacto "constante" con esos socios frente a los nuevos proyectos, precisando que se reunió con ambos en su reciente visita, así como con otros inversionistas locales.

"Cuando afrontamos una concesión y necesitamos un socio hablamos primero con los que ya tenemos", señaló, aunque matizó que "a veces ellos prefieren repartir riesgos".

Sacyr también está en la lista de consorcios que aspiran a adjudicarse la construcción de un puente sobre el Canal de Chacao, que unirá el territorio continental de Chile con la Isla de Chiloé, en el sur del país, en alianza con Samsung y Parsons Transportation, pero Manrique indicó que antes de una decisión final Sacyr "analizará bien las condiciones de los contratos".