ae brand lab

Salud mental en tiempos de pandemia, la urgencia de un bien estratégico en las organizaciones

En plena pandemia, el bienestar y salud mental de quienes siguen trabajando desde el confinamiento o en servicios sanitarios, parece fundamental. Desde el estallido del COVID-19 han surgido iniciativas que entregan herramientas a las organizaciones para que sus colaboradores enfrenten la pandemia de la mejor forma posible. El objetivo es impulsar el bienestar emocional como prioridad laboral.
Viernes, 03/07/2020 Josefina Martínez

“La emergencia sanitaria nos hizo accionar el plan de forma inmediata y escalarlo a nivel nacional, para así alcanzar y beneficiar a nuestros 16 mil colaboradores y a sus familias”. Mitzi Fernández, gerente senior de Recursos Humanos y resposable de Salud Ocupacional de Nestlé México, recuerda que la primera fase accionada ante la crisis sanitaria por parte de la empresa, no sólo contenía medidas operativas y administrativas, sino que sabían que el estado emocional de sus trabajadores era fundamental.

Bajo esa premisa, se apoyaron en los pilares de la iniciativa de Bienestar Integral y generaron un proyecto con foco en el bienestar emocional, una plataforma digital desarrollada por Cuéntame, en la que sus colaboradores y familiares tienen acceso directo a diversas herramientas que van desde meditaciones y podcasts hasta terapia por videollamada con psicólogos certificados.

“La plataforma cuenta con audios, lecturas, acceso a webinars y meditaciones diarias, lo cual ha sido de suma ayuda para el desahogo y tranquilidad de nuestra gente en momentos de estrés y ansiedad como el que estamos viviendo. Asimismo, brindamos la opción de tener terapias individuales en total confidencialidad con expertos en la materia”, agrega Fernández.

A dos meses de su lanzamiento, se han otorgado más de 800 horas de terapia individual. “Consideramos que, si no se fomenta la salud mental, también existen repercusiones laborales que debemos cuidar”. La gerente senior de RR.HH. de Nestlé México tiene claro que los conceptos de salud mental y productividad van de la mano, por lo que enfocar los esfuerzos en el bienestar emocional como prioridad laboral, es la clave.

Salud mental preventiva y no correctiva

Pero Nestlé México no son los únicos. A la fecha, más de 4 mil colaboradores de startups, farmacéuticas, empresas trasnacionales, financieras y de servicios, han llegado a manos de Cuéntame para abordar las actuales problemáticas asociadas a la salud mental y bienestar emocional de sus colaboradores. Hoy, más que nunca, la pandemia la ha hecho indispensable.

Regina Athie, fundadora de la plataforma, comenta que Cuéntame nace hace tres años cuando vislumbraron una gran necesidad de trabajar estas temáticas en la población latinoamericana. El problema de ese entonces, era que la salud mental se veía desde el aspecto correctivo y no preventivo. “Es muy difícil promover el bienestar emocional porque no existe la cultura”.

Las cifras son claras. Según la Organización Mundial de la Salud, la primera causa de discapacidad laboral a nivel mundial es la depresión, lo que afecta directamente a los empleadores, impactando sus niveles de ausentismo, presentismo y rotación. En México, el 75% de los colaboradores padece de fatiga por estrés laboral. “Encontramos una necesidad latente”, afirma Athie.

Así nació Cuéntame, un servicio de prevención que brinda diversas herramientas como meditaciones en vivo y pregrabadas. La idea es que el colaborador genere un hábito de utilizar, por ejemplo, técnicas de respiración, mindfullness, que puedan aplicar en su día a día. Lo segundo, son los webinar de acompañamiento liderados por sicólogos que tratan diferentes temáticas para que el colaborador se sienta en un espacio de confianza. “Los hemos estado enfocando en COVID, puntualmente en tomas como higiene de sueño, manejo de ansiedad, cómo ser productivos en casa, cómo manejar el miedo a contagiarte, entre otros”.

Con la llegada de la pandemia, el interés y necesidad de servicios de salud mental aumentó considerablemente. La tasa de usabilidad de Cuéntame subió de un 14% a un 29% durante la pandemia. Otro caso de éxito es Fitco, una plataforma que ofrece clases de fitness y bienestar totalmente online a usuarios y colaboradores de toda América Latina. El consumo del contenido creció un 1000% desde que comenzó la crisis sanitaria.

Fitness y wellness

Andrea Baba fundó Fitco hace casi cuatro años, luego de fundar un estudio de zumba en Perú. La estudiante de Economía cuenta que su negocio rápidamente escaló a otras localidades, por lo que buscó una plataforma tecnológica que diera soporte al crecimiento y la comunicación con el alumnado de forma efectiva. Así nace esta plataforma que actualmente opera en todos los países de la región y le da soporte a cientos de centros que realizan clases tanto grabadas como en vivo.

El impacto de la pandemia, el bienestar y la salud mental se volvieron relevantes, no sólo en términos de ejercicio sino como tendencia. Es por ello, que Fitco lanzó un apartado dedicado a esos temas llamado Butiq Live. Esta plataforma tiene contenido específico creado por los centros y profesionales de salud partners.

Lo interesante es que Butiq Live está siendo demandada por empresas que buscan precisamente herramientas para sus colaboradores a través de charlas de salud mental con expertos, apoyo sicológico para hablar sobre el estrés, manejo de emociones y pérdidas, y programas de coaching y salud mental.

“Según The Earth Organización, todos estos problemas de salud mental tienen aproximadamente un costo global en la economía de un trillón de dólares por año en pérdida de productividad, por cada dólar invertido hay un retorno de 4x. Creo que se viene una transformación importante dada la pandemia -que hoy por hoy- la salud se vuelve un pilar más importante que nunca”, asegura su fundadora.

Las empresas quieren invertir en herramientas para ofrecer a sus colaboradores y hoy, debido a la pandemia, debe adecuarse a lo online.  

¿Y el personal sanitario?

Es claro que el trabajar en plena pandemia genera efectos nocivos sobre la salud mental en todos los colaboradores independiente de su rango, pero, sobre todo, en quienes deben mantenerse firmes y dispuestos a dar su máximo esfuerzo en los distintos servicios asistenciales. Ellos, son los que día a día, deben enfrentar la angustia, la muerte y al mismo al COVID-19.

Según estudios, uno de cada dos trabajadores del área de la salud experimenta trastornos ansiosos y un tercio trastornos depresivos. Luego de seis meses, se observan casos de estrés postraumáticos derivados del trabajo en pandemia.

“Este tipo de situaciones genera deterioros psicológicos importantes que repercuten negativamente en la estabilidad emocional y afectiva, así como la toma de decisiones, el correcto procesamiento de la información y el potencial desarrollo de patologías de salud mental. Esto inevitablemente posee un efecto directo en la calidad tanto de la atención que se les da a los pacientes, como en las dinámicas de trabajo en equipos y del objetivo global de enfrentamiento a la pandemia”, menciona Elisa Ansoleaga, directora de Acción Salud UDP.

Responder al bienestar sicológico de los trabajadores con acciones preventivas resulta urgente. Es por ello, que distintas instituciones ya han generado estrategias para la protección de la salud mental de personal sanitario en tiempos de crisis. Una de ellas la iniciativa Acción Salud, realizada por la Universidad Diego Portales de Chile.

Ansoleaga categoriza el trabajo en tres líneas de acción: estrategia comunicacional, intervención directa en equipos que han enfrentado situaciones límites y, formación y trabajo con jefaturas intermedias que cumplen una función clave en la organización, planificación y coordinación.

“Ha sido muy emocionante ver cómo intervenciones sencillas, pero bien pensadas, pueden generar alivio, contención y apoyo. Desdibujar la figura del héroe y de la metáfora de la guerra, no sólo es necesario, sino que se vuelve urgente, porque instala una expectativa en quienes trabajan en salud imposible de cumplir, ello genera culpa, frustración y sólo contribuye a aumentar la angustia y el malestar derivado del trabajo en salud en estas circunstancias”, agrega. 

Otra iniciativa que busca ayudar a manejar el estrés y la presión a la que están sometidos a diario los equipos clínicos, es la que inició RedSalud en el mes de abril luego de observar las experiencias de otros países al enfrentar la pandemia a través de los medios, lo cual “nos dio luces de las dificultades que viviríamos también en el cono sur y nos permitió implementar espacios de contención oportunamente”, cuenta Macarena Muller, jefe de Talento y Cultura de RedSalud. 

Desde entonces, expertos realizan mesas de escucha, intervenciones a equipos clínicos a través de escuchas grupales enfocadas en cómo en su bienestar y webinars de autocuidado. Según Ávila, las manifestaciones expresadas por los colaboradores sin principalmente, el temor a contagiar a sus familiares más que a ellos mismos, lo que se asocia con angustia, ansiedad y dificultades para conciliar el sueño.

Respecto a los colaboradores de las áreas más críticas que manifiestan mayores complicaciones son: Unidad de Pacientes Críticos (UPC), Unidad Cuidados Intensivos (UCI), Unidad de Tratamientos Intensivos (UTI), Médico-quirúrgico y Urgencias. En cuanto a los profesionales, los enfermeros y TENS son quienes más solicitan orientación y apoyo.

Salud mental: ¿continuará post pandemia?

Ahora bien, ¿cómo se proyectan estas iniciativas o proyectos? ¿continuarán con la misma fuerza post pandemia? La fundadora de la startup mexicana Cuéntame, afirma que esta pandemia marca un antes y un después respecto al cuidado de la salud mental de los colaboradores.

“Antes era un nice to have, ahora es un must have, porque para que tu gente esté bien, pueda ir a trabajar y seguir aportando valor a tu organización, es muy importante que tenga estos espacios. Si tiene miedo, ansiedad o depresión, necesita un recurso certificado o herramientas para afrontarlo, Una persona que no está bien, no puede ser productiva”.

En el caso de RedSalud, su objetivo es que las mesas de escucha sean un apoyo continuo e inmediato. Como medida a mediano plazo, “se fortalezará la derivación de aquellos colaboradores que requieren apoyo mediante tratamiento sicológico o eventualmente siquiátrico a través de Telemedicina RedSalud”, señala Macarena Muller.

Respecto a la iniciativa Acción Salud UDP, Elisa Ansoleaga apunta a que tiene gran proyección. “Esta iniciativa empezó a funcionar a principios de mayo y por lo menos se extenderá los próximos meses para apoyar la salud mental de las personas que trabajan en los servicios sanitarios. Se está construyendo una red de colaboración con diversos campos clínicos de la UDP y con el Ministerio de Salud, y con la mesa técnica de salud mental en emergencias y la comisión de cuidado del personal”.

FOTO: UNSPLASH.COM