Sao Paulo. El estado de Sao Paulo ampliará y modernizará la Línea 5 del metro, que conecta las áreas metropolitanas oeste y sur de la ciudad, con el objeto de ampliar la capacidad y reducirá los tiempos de viajes de los usuarios.

Con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$481 millones se financiará mejoras en ocho unidades de seis coches cada una para ponerlas al mismo nivel operativo que la nueva flota.

Además, contempla el diseño, implementación y supervisión de varios sistemas para las operaciones de los trenes, incluyendo telecomunicaciones y conexión eléctrica, informó el organismo en un comunicado.

Por su parte, el gobierno estatal cubrirá los costos de construcción de 12 kilómetros de túneles y 11 estaciones nuevas del metro, la adquisición de 26 nuevos trenes y un nuevo sistema de señalización.

La extensión conectará la estación terminal de la Línea 5 con una de las estaciones de la Línea 2, esto reducirá en casi 54 minutos el tiempo de viaje hacia el centro de la ciudad para los usuarios de bajos ingresos de los barrios del sur.

Se espera que en 2013, cuando la línea alcance plena operatividad, el número de pasajeros que la utilizan se quintuplicará, de 120.000 a 644.000.

La extensión de la Línea 5 también aportará importantes beneficios ambientales al reducir el consumo de combustible, en cerca de 50 millones de litros de diesel y 70 millones de litros de gasolina por año. Además, reducirá las emisiones de contaminantes atmosféricos, en 17.000 toneladas por año, y de dióxido de carbono, 257.000 toneladas por año.