Buenos Aires. El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, afirmó que la demanda de mano de obra en la industria de maquinaria agrícola aumentó un 60% y aseguró que se siente "absolutamente seguro y confiado en el rumbo" que el gobierno nacional ha "tomado en materia agropecuaria", durante un acto de inauguración de un centro experimental del INTA de Ingeniero Juárez, Formosa.

El funcionario nacional, que estuvo acompañado por el gobernador Gildo Insfrán, resaltó que se ha registrado "el 60% de incremento de demanda de mano de obra" en la industria de maquinaria agrícola y aseguró que "se han abierto más de 20 mercados internacionales; aumentamos más del 30% la producción de granos y más del 22% la producción y exportación de carnes" en su discurso ante autoridades y productores que asistieron al acto, luego de inaugurar también una oficina de la Anses junto a su titular, Emilio Basavilbaso.

La industria de la maquinaria agrícola fue uno de los sectores que tuvo un comportamiento positivo en su nivel de actividad durante el 2016. En los primeros 9 meses del último año, la maquinaria agrícola alcanzó una facturación de $ 12.469,8 millones equivalentes a un incremento de 93,9% respecto a igual período de 2015, según cifras del Indec.

En el desagregado de los datos generales, las sembradoras y tractores presentaron una variación interanual de facturación de 166% y 111%, respectivamente, de acuerdo al último relevamiento del Indec.

"El país viene de vaivenes climáticos y nos tiene a los funcionarios entre incendios, sequías e inundaciones casi al mismo tiempo. Esta situación nos obliga a pensar en sostener políticas amigables con el medio ambiente", indicó el funcionario nacional, "por lo que hay que pensar con visión de futuro y desarrollar en base a lo que hoy preocupa a la sociedad, y ver cómo hacemos para no complicar más la atmósfera en la que estamos viviendo".

La producción de implementos agrícolas aumentó 74% en los primeros tres trimestres de 2016 y la venta de cosechadoras registró una suba 65% entre enero y septiembre de ese año.

"Inaugurar esta oficina muestra una política de Estado. Todos debemos pensar como desarrollar cada rincón de nuestro país",
aseguró Buryaile y agregó que "las decisiones" gubernamentales a aplicar surgirán "de las conclusiones de nuestros técnicos" en "esta región semiárida" de la Argentina, lo cual "no es una tarea de un gobierno aislado".

"El país viene de vaivenes climáticos y nos tiene a los funcionarios entre incendios, sequías e inundaciones casi al mismo tiempo. Esta situación nos obliga a pensar en sostener políticas amigables con el medio ambiente", indicó el funcionario nacional, "por lo que hay que pensar con visión de futuro y desarrollar en base a lo que hoy preocupa a la sociedad, y ver cómo hacemos para no complicar más la atmósfera en la que estamos viviendo".

"El mundo que se presenta no es un mundo fácil, es complicado. Entre políticas proteccionistas en algunos casos y políticas con indefinición en otros", agregó el ministro.

Además, anunció que la producción de ganadería en regiones semiáridas, como la formoseña, tiene un presupuesto de $ 100 millones para "poder asignar a los proyectos productivos que, en la zona, tienen mucho por desarrollar en el sector caprino, vacuno".

Por su parte, el gobernador Gildo Insfrán, calificó como "un acto de estricta justicia" la habilitación del centro experimental del INTA en la zona "que en los últimos tiempos ha cambiado mucho con la pavimentación de la ruta nacional 81, el gasoducto y la electricidad".

El mandatario pidió a su comprovinciano Buryaile que "interceda" ante el presidente Mauricio Macri y el ministro del área para que "en territorio formoseño" se concrete "la obra de instalación domiciliaria de gas" que por ahora "sólo llega a una localidad".

El titular del INTA, Amadeo Nicora, calificó como "un hecho histórico para Formosa, y para el país, (la inauguración de esta que) es la 53 estación experimental que tiene el INTA. Ahora viene el gran desafío para los integrantes de nuestro organismo: sentirse comprometidos y parte de la construcción del desarrollo del sector productivo", indicó.

El predio de la nueva estación experimental del INTA está ubicada en la localidad Ingeniero Juárez, en la provincia de Formosa, sobre la ruta nacional 81 y tiene una extensión de 1.000 hectáreas, cedidas en comodato por el gobierno provincial.

El INTA fue creado en 1956 y desde entonces desarrolla acciones de investigación e innovación tecnológica en las cadenas de valor, regiones y territorios para mejorar la competitividad y el desarrollo rural sustentable del país.

La institución tiene presencia en las cinco ecorregiones de la Argentina (Noroeste, Noreste, Cuyo, Pampeana y Patagonia), a través de una estructura que comprende: una sede central, 15 centros regionales, 53 estaciones experimentales, 6 centros de investigación y 22 institutos de investigación; más de 350 Unidades de Extensión y 7.500 trabajadores.