Sao Paulo. Las ventas de automóviles en Brasil se desplomaron 27,33% en enero respecto a diciembre, en un fuerte freno tras las alzas mensuales consecutivas que llevaron al 2009 a marcar un récord en ventas, dijo en la noche del lunes la asociación de concesionarios local.

Pese a la caída mensual, las ventas de autos, vehículos livianos, camiones y buses crecieron 7,85%, a 212.937 unidades, en enero respecto a igual mes del año pasado, cuando la crisis de los mercados crediticios globales le pasó la cuenta al sector, dijo Fenabrave.

Brasil, la mayor economía de Latinoamérica, es un gran mercado para la italiana Fiat, la alemana Volkswagen AG y las estadounidenses General Motors y Ford Motor Co.