Santiago. El sector minorista chileno podrá satisfacer tanto a los consumidores como a los esfuerzos de reconstrucción tras el reciente terremoto de 8,8 grados de intensidad que devastó al país a fines de febrero, afirmó el viernes un ejecutivo del sector minorista.

Sandro Solari, gerente general corporativo de la cadena de tiendas para mejoras del hogar Sodimac, filial de la minorista Falabella, señaló que las grandes empresas minoristas resistieron el terremoto y que están en buen estado.

El ejecutivo descartó cualquier peligro de déficit de bienes de consumo o de construcción ya que muchos grandes abastecedores en Chile son de propiedad de extranjeros o tiene filiales en el extranjero y pueden importar cualquier necesidad que se presente en el país.

Antes del terremoto, el sector minorista de Chile evidenciaba un saludable panorama, gracias a la recuperación del consumo privado tras la reciente crisis económica y la eficiencia alcanzada por el sector durante 2009, dijo Solari.

Los esfuerzos de reconstrucción tras el terremoto tendrán un fuerte efecto en el sector minorista de mejoras para el hogar, señaló.

El ejecutivo agregó ante una conferencia de líderes empresariales que la evaluación de los daños sigue siendo preliminar y que es necesario un sistema de información periódica sobre ellos para tomar mejores decisiones de abastecimiento que puedan abaratar los costos y reducir los tiempos de entrega.