Con 34 votos a favor, los legisladores reiteraron su postura de que los sojeros y demás empresarios del rubro de los granos paguen al fisco el 10% de los ingresos que obtengan con las ventas al exterior.

El proyecto generó un extenso debate entre los legisladores. Solo se opusieron los senadores Arnoldo Wiens, Carlos Amarilla y Eduardo Petta.

La normativa había sido aprobada por la Cámara Alta el pasado 4 de diciembre del 2012. Posteriormente, Diputados la rechazó, el 10 de abril de este año. Los diputados ahora necesitan 41 votos para mantener su postura.

Los productores mantienen una fuerte resistencia a este planteamiento, ya que consideran que gravar las exportaciones perjudicará a la economía.

El planteamiento es que los sojeros y demás empresarios del rubro de los granos paguen al fisco el 10% de los ingresos que obtengan con las ventas al exterior.