México DF. Royal Dutch Shell  anunció el viernes que realizó un importante nuevo hallazgo petrolero en aguas profundas del Golfo de México, lo que confirma una vez más que la región es una de los polos de exploración más prolíficos del mundo.

El descubrimiento muestra cómo las grandes petroleras, excluidas de las zonas más ricas en recursos del planeta como el Medio Oriente y Rusia, consideran cada vez más las aguas profundas frente a las costas del sur de Estados Unidos una importante fuente de crecimiento de la producción.

Shell y sus socia en el proyecto, la petrolera canadiense Nexen, dijeron que el hallazgo se realizó en la prospección de Appomattox en Mississippi Canyon, que se ubica en una zona relativamente inexplorada del Golfo de México.