Londres.  Las empresas Shell International Petroleum Company y la brasileña Cosan firmaron una carta de entendimiento no vinculante para crear una sociedad conjunta de US$12.000 millones en Brasil.

La nueva empresa estará dedicada a la producción de etanol, azúcar y energía, y el posterior suministro, distribución y venta minorista de combustibles para transporte.

La multinacional de origen europeo aportaría un total de US$1.625 millones en efectivo, pagadero en dos años.

Shell, además, pondrá a disposición del proyecto sus activos brasileños de exploración y perforación y su filial de combustible para aviación.

También aportará el 50% que posee en Iogen y el 14,7% que tiene en Codexis.