Londres. La angloholandesa Royal Dutch Shell dijo el martes que planea volver a registrar un robusto crecimiento en la producción de gas y petróleo tras siete años de caída, al tiempo que reportó una fuerte alza en las reservas que deberían impulsar las metas de expansión de largo plazo.

La mayor petrolera de Europa por valor de mercado dijo que su objetivo de producción es de 3,5 millones de barriles de petróleo equivalente (bep) por día en el 2012, desde los 3,15 millones de bep por día del 2009.

Las acciones "A" de Shell que cotizan en Londres subían 1,18% a las 1220 GMT, con lo que superaban al índice STOXX Europe 600 Oil and Gas. "Es un mensaje muy fuerte", dijo un analista. Añadió que la meta de producción superó sus pronósticos.

La firma había dicho antes que esperaba que su producción se mantuviese estable en el 2010 antes de inicio de nuevos proyectos en el 2011 y 2012.

La rival italiana Eni dijo el viernes que apunta a lograr un incremento en la producción del 2,5% anual hasta el 2013, mientras que la segunda mayor petrolera europea BP Plc espera un alza de entre el 1% y el 2%.

Shell dijo que deberá desembolsar entre US$25.000 y US$30.000 millones por año hasta el 2014 para lograr el crecimiento esperado, en el mayor programa de inversión de toda la industria.

Reservas. La firma dijo que el año pasado añadió reservas equivalente por casi tres veces más que el petróleo y gas que bombeó. Su tasa de reemplazo de reservas fue del 288%, un dato que se compara con niveles de 133% en el líder de la industria, Exxon Mobil, y del 129% de BP.

"Este fue el mejor año para la exploración en una década", dijo la empresa. El foco de Shell en elevar la producción también hará que se diluya su presencia en el área de refino y comercialización.

La firma planea abandonar 35 de sus mercado minoristas y confirmó que busca vender un 15% de su cartera global de refino.