Santiago. La firma chilena de tecnologías de la información (TI) Sonda ve una mejora en sus resultados este año tras un decepcionante 2016, alentado por un repunte de su negocio en Brasil, dijo el viernes el gerente general de la compañía, Raúl Véjar.

El ejecutivo aseguró además que Sonda -el mayor grupo de TI en América Latina- mantiene en caja cerca de US$500 millones de su plan trienal de inversión 2016-2018 para continuar con adquisiciones en la región.

"(En Brasil) hay un repunte (...), proyectos que traen consigo inversión en tecnología se están empezando a dar", dijo Véjar a periodistas tras la junta anual de accionistas de la firma.

El año pasado, la utilidad de Sonda se derrumbó un 38% debido principalmente a la debilidad de sus negocios en Brasil y a efectos de tipo cambiario.

En ingresos, Brasil representó más de un 34% del total en el 2016. Según Véjar, si el gigante regional deja atrás la recesión económica de los últimos años -tal como se espera-, debería superar el 40%.

"Estamos optimistas, la expectativa es que este año va a ser mejor", afirmó el ejecutivo.

En cuanto a compras de nuevas unidades, dentro del plan al 2018, la empresa sólo concretó el año pasado la adquisición de la brasileña Ativas, valorada en 35 millones de dólares, por lo que siguen buscando operaciones para crecer a través de esa vía.

"Permanentemente nos están llegando ofertas para comprar empresas. La prioridad está dada básicamente por el tamaño de los mercados, eso es México, Brasil y Colombia", explicó Véjar.