El director del Aeropuerto internacional de la Ciudad de México (AICM), Miguel Peláez, consideró que existe la disposición del próximo gobierno para aportar los recursos necesarios para que continúe su operación en los siguientes años, como lo hace actualmente.

Independientemente de la decisión que se tome sobre la nueva terminal, dijo, el aeropuerto con todo y su declaratoria de saturación del 2014, debe seguir cumpliendo la normatividad internacional en términos de seguridad, eficiencia y calidad.

"Eso está garantizado... Cuántos años, no lo sabemos, pero está garantizado", comentó.

Este miércoles, el próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, dijo que en caso de que siga la construcción del nuevo aeropuerto, en el mejor de los casos estaría listo entre el 2023 y el 2024, por lo que se deben tomar precauciones al respecto.

Puede haber mejoras. El director del AICM comentó que aún con la saturación, se pueden seguir incrementando operaciones en las franjas horarias nocturnas, antes de las seis de la mañana y luego de la media noche, no obstante, por el momento no tiene solicitud de alguna nueva aerolínea para entrar.

Como alternativa para mejorar la infraestructura, dijo que se pueden incluir plataformas para pernocta de aeronaves. Peláez reiteró que los recursos para atender los programas de mantenimiento de la terminal provienen de presupuesto federal y de ingresos de su propia operación.