Ámsterdam. La compañía de inversión Genii Capital se retiró de la puja por Saab, unidad de General Motors, dejando a Spyker Cars como el único oferente para rescatar a la debilitada marca automotriz sueca.

La oferta de Genii Capital había sido apoyada por el magnate de la Fórmula Uno Bernie Ecclestone, y la firma había dicho el domingo que aunque Spyker Cars estaba "bien posicionada" para adquirir a Saab, Genii estaba lista para avanzar si la oferta rival colapsaba.

Pero Genii dijo en un comunicado el lunes a última hora que se retirará de la competencia, luego de entrar al proceso de puja de un año por Saab sólo tres días antes del plazo límite de cierre original de GM, en momentos en que GM buscaba reducir o vender Saab.

"Genii Capital cree que la coordinación de la próxima etapa del proceso de cierre de Saab no es compatible con sus requerimientos para establecer un sólida plataforma de negocios para el futuro y el cierre de la transacción", dijo Genii en el comunicado.

El presidente ejecutivo de General Motors, Ed Whitacre, dijo que la compañía ha sostenido charlas avanzadas con Spyker Cars respecto a la venta de Saab, pero que está procediendo con planes para reducir el tamaño de la unidad.

"Obviamente hemos tenido charlas avanzadas con Spyker sobre la adquisición de Saab. Sin embargo, no tenemos un acuerdo para anunciar. Si y cuando esto cambie, se los haremos saber", dijo Whitacre.

Spyker, con unos 110 empleados, y Saab, con 3.400, representan una pareja desigual y aunque la oferta de la automotriz holandesa volvió a cobrar vida el lunes, analistas han expresado escepticismo acerca de la oportunidad de un acuerdo.