La empresa Sociedad Química y Minera de Chile (SQM), controlada por el empresario Julio Ponce Lerou, estimó en US$32 millones el efecto que tendría en su ganancia bruta del primer semestre la “eventual” baja mundial de 10% de los precios del potasio.

En un comunicado a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), organismo que le pidió dimensionar el impacto del fin de uno de los carteles globales del potasio, la rusa Uralkali, la chilena se definió como un actor menor del negocio del cloruro (KCL), del cual declaró capturar menos del 3% de la demanda mundial.

En su nota precisó a título meramente ilustrativo y tomando como base la información disponible al 31 de marzo “la eventual disminución de 10% de los precios de la línea de potasio podría tener un impacto de alrededor de US$15,3 millones en la ganancia bruta del primer trimestre, equivalente a una baja del 6,4 %”.

Sin embargo, y dado que SQM espera aumentar en alrededor de 10% los volúmenes de venta de la línea potasio en el segundo trimestre con respecto al primero, las ventas acumuladas en los primeros seis meses debieran ser de US$320 millones.

“(Y) Así, una eventual disminución de 10% en los precios tendrán un impacto negativo de 32 millones en la ganancia bruta del primer semestre”, precisó la firma, uno de los principales productores mundiales de yodo y litio con operaciones en varios países de Europa, América, Asia y Oceanía.

La petición de la Superintendencia de Valores y Seguros a SQM nació presuntamente por los temores de las Administradores de Fondos de Pensiones de Chile que mantienen en esa firma un buen número de acciones, después de que el martes pasado anunciara su salida del cartel Belarus Potash Company (BPC), la mayor empresa de potasio del mundo, Uralkali.

Nada más conocerse la decisión de Uralkali, los especialistas comenzaron a cuestionarse la continuidad de proyectos, como el plan de la multinacional BHP Billiton para instalar en Canadá una planta de potasio por 14.000 millones y los temores se extendieron también a otros actores que podrían ver afectados sus planes.