EE.UU. Después de enfrentarse a Donald Trump por su política migratoria y asegurar que contratará refugiados, Starbucks se ve envuelta en una polémica machista. Según publica «Le Monde», la cadena de cafeterías podría haber colgado un cartel en un establecimiento localizado en Arabia Saudí por el cuál le prohíbe la entrada a mujeres, según ABC.

«Prohibida la entrada a las mujeres, por favor envíe a su conductor para pedir», señala el polémico anuncio. Varios medios internacionales se han hecho eco de la información, lo que ha provocado una avalancha de críticas en las redes sociales, donde multitud de usuarios han pedido que se realice un boicot a la marca.

El diario británico «The Independent» destaca que la compañía habría prohibido la entrada a las mujeres después de que la «barra de género», que separa a hombres de mujeres y es obligatoria en todas las cafeterías del país, fuera retirada para restaurarla. La solución transitoria habría sido directamente evitar la presencia de mujeres en este local.

Según apuntan distintos medios, la multinacional ya modificó hace poco más de un año su tradicional logo por otro en el que no se aprecia una figura femenina en este país.

Ante todas las críticas generadas, Starbucks ha asegurado a la revista Cosmopolitan que se adhieren a «las costumbres locales mediante la construcción de entradas separadas». «Todos nuestros cafés ofrecen equipos, servicios, menús y asientos igualitarias entre hombres, mujeres y familias», defendió la cadena.